En este momento estás viendo ¿Tú mascota es agresiva? Entonces necesitas saber esto

¿Tú mascota es agresiva? Entonces necesitas saber esto

Una mascota agresiva es aquella que presenta una conducta hostil ante cualquier ser desconocido.

Y a menudo este tipo de canes suele tener comportamientos asociados a la rabia, frustración e ira por muchos factores internos y externos.

¿Cuáles factores? Invasión de su territorio, pocas salidas al aire libre, componentes hereditarios o sonidos amenazantes son los más comunes.

Pero también puede ser por causas de salud debido a patologías como la rabia, una de las enfermedades más peligrosas que afecta a los canes.

La agresividad es un estado que debe tratarse de forma rápida para evitar algún incidente que pueda poner en riesgo la vida de tu fiel amigo.

¿Cómo identificar a una mascota agresiva?

Las características principales de una mascota agresiva es que generalmente suelen gruñir, ladrar y mostrar sus dientes al momento de interactuar ante lo que ellos consideran es una amenaza.

Y de ser posible intentarán morder sin vacilación y de forma repetida a cualquier ser de su misma especie.

Algunos de los signos habituales son los siguientes:

  • Ladridos y gruñidos
  • Rigidez ante seres desconocidos
  • Mordedura
  • Agitación

Una mascota no se vuelve agresiva de la noche a la mañana, pero sí es un comportamiento que aparece sin previo aviso y que a muchos dueños les sorprende la primera vez.

¿Puede la agresividad desaparecer? Si, pero necesitarás armarte de mucho valor y paciencia para hacerlo.

¿Qué debes hacer para combatir este comportamiento?

La primera y más factible opción es adquirir los servicios de un adiestrador canino que  pueda corregir la agresividad.

Y la segunda vía es llevarlo a un especialista veterinario que descubra las causas de su reacción, debido a que su estado de ánimo puede estar relacionado a una enfermedad que pone en riesgo su salud.

Cualquiera de estas dos opciones son las más viables para ir corrigiendo el comportamiento de tu mejor compañía.

También y muy importante es que a la hora de su paseo procura sacarlo con un bozal puesto y una buena correa para así evitar problemas o malentendidos.

Al momento de adquirir un bozal hazlo tomando en cuenta la raza de tu mascota, el material el cuál se encuentra hecho y tamaño de su hocico.

Si atacas este problema a tiempo, notarás que a mediano o largo plazo su actitud mejorará y se convertirá en un ser más sociable y proactivo.

Comprender y combatir este comportamiento a tiempo es la mejor opción para solventar eficazmente este problema.

En caso de que desees adquirir y ver algunos los bozales que se encuentran disponibles en todas nuestras tiendas puedes comunicarte a través de nuestro canal de Ventas Online.

 “Vidapets, el segundo hogar de tu mascota”

Deja un comentario